Sarria, en la provincia de Lugo, es el punto de inicio del Camino de Santiago más elegido entre los peregrinos que comienzan su aventura año tras